Bufete Conejo Abogados

 

  Contactar: bufeteconejo@gmail.com     Teléfono: +34 952 22 07 27  Fax: +34 952 60 16 35


 

DIVORCIO, SEPARACIÓN Y NULIDAD MATRIMONIAL CIVIL

 

 

 

       - DOCUMENTOS NECESARIOS PARA SU TRAMITACIÓN.-

 

  • Es necesario actuar con Abogado y Procurador, por lo que habrá que otorgar un Poder para Pleitos, donde deben incluirse Procuradores del partido judicial donde se vaya a tramitar el asunto. Para ello deberá acudir a un Notario de su elección y llevarle la Minuta de Poder para Pleitos. Si se trata de un lugar distinto de los relacionados en la Minuta deberá solicitar el Listado en el Bufete Conejo Abogados
  • Fotocopia del Libro de Familia completo.
  • Certificación Literal del Matrimonio, a obtener en el Registro Civil. --> Solicitud on line
  • Certificación Literal de nacimiento de los hijos a obtener en el Registro Civil --> Solicitud on line
  • Certificación de empadronamiento en el domicilio conyugal, a obtener en el Ayuntamiento de su ciudad y de las personas que allí conviven.
  • Fotocopia en color de los D.N.I. de los esposos y de los hijos si los tienen.
  • Certificado de los estudios que cursan los hijos.
  • Ingresos de los cónyuges: Original de las tres últimas nóminas de cada uno de los cónyuges y de los hijos. En caso de ser profesional libre: la declaración de la renta de los tres últimos años. ( I.R.P.F.) Si no dispone de ellas deberá acudir a la A.E.T. y solicitar copia de las mismas.
  • Escritura de capitulaciones matrimoniales [Separación de bienes]  (en su caso) y relación de bienes del matrimonio, con fotocopia de las escrituras, contratos, certificaciones del Registro de la Propiedad y documentos acreditativos de la propiedad de los mismos. ( vivienda, vehículo, acciones, participaciones, depósitos, saldos en cuentas bancarias etc.), así como las cargas y gravámenes de dichos bienes ( Prestamos, Embargos, Hipotecas etc, cuantía de los mismos y cantidades que restan por pagar)
  • Toda la documentación solicitada puede remitirla por correo electrónico, una vez escaneada, -->  bufeteconejo@gmail.com
  • Una vez aceptado el asunto deberá firmar una Hoja de Encargo Profesional que se le facilitará en el Bufete Conejo Abogados

 

       - A TENER EN CUENTA

 

 
  • Para solicitar la Separación o el Divorcio no es necesario acreditar la causa, tan solo que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, y en casos especiales de riesgo para la vida ni siquiera es necesario esperar que transcurra ese plazo.
 
  • El Pleito se tramitará en el Juzgado de 1ª Instancia del lugar del domicilio conyugal. En el supuesto de tramitarse de mutuo acuerdo será el del último domicilio común o el de cualquiera de los solicitantes.
 
  • Es necesario actuar con Abogado y Procurador, por lo que habrá que otorgar un Poder para Pleitos, donde deben incluirse Procuradores del partido judicial donde se vaya a tramitar el asunto. Para ello deberá acudir a un Notario de su elección y llevarle la Minuta de Poder para Pleitos.
 
  • En el supuesto de petición de mutuo acuerdo o por uno con el consentimiento del otro hay que aportar junto a la Demanda un Convenio Regulador firmado por ambos cónyuges, que deberá contener al menos los siguientes extremos:

     

    • A) El cuidado de los hijos sujetos a patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta, y en su caso régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.
    • B) Si se considera necesario, el régimen de visitas de  y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta siempre el interés de aquellos.
    • C) La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.
    • D) La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.
    • E) La pensión que correspondiere satisfacer, en su caso a uno de los cónyuges

 

 
2008
2010
  • Sentencia de 30 de abril de 2010, de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, por la que se establece la siguiente doctrina: "En el supuesto de las adjudicaciones y transmisiones originadas por la disolución del matrimonio, y previsto en el artículo 45.I.B) 3 del Real Decreto Legislativo 1/1993, por el cual se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, la exención de tributos únicamente es aplicable a las disoluciones en que haya efectiva comunidad de bienes (sociedad conyugal); por tanto esta exención no es aplicable a los supuestos en que rija un régimen económico matrimonial de separación de bienes".  PDF (BOE-A-2010-9996 - 1 pág. - 158 KB)

2011

MAR

  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 28 de marzo de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº Recurso 2177/2007. Nº Resolución 188/2011. Divorcio. Liquidación de Sociedad de Gananciales.

    "Se formula la doctrina de acuerdo con la cual el pago de las cuotas correspondientes a la hipoteca contratada por ambos cónyuges para la adquisición de la propiedad del inmueble destinado a vivienda familiar constituye una deuda de la sociedad de gananciales y como tal, queda incluida en el art. 1362, 2º CC y no constituye carga del matrimonio a los efectos de lo dispuesto en los arts. 90 y 91 CC ."

 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 31 de marzo de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº Recurso 807/2007.  Nº de Sentencia: 217/2011. Validez del pacto por el que los cónyuges acordaron que en caso de separación el marido pagaría a la esposa un renta mensual.

    MATRIMONIO. Son válidos los pactos entre los cónyuges, no contenidos en el convenio regulador, referidos a la liquidación de las relaciones económicas en caso de separación o divorcio. En el caso, los litigantes pactaron que en el supuesto de separación, el marido vendría obligado a entregar a la esposa una pensión mensual y a donarle el piso que ella eligiese. Dicho pacto no vulnera el art. 1256 CC, que prohíbe que el cumplimiento del contrato quede al arbitrio de una de las partes. La obligación del marido surgía fuera quien fuera quien iniciara la separación, de modo que no se dejaba a la iniciativa de la esposa la eficacia del pacto. En cuanto al contenido del contrato, debe considerarse válido el pacto referido al pago de una pensión mensual, pero no el pacto de donación de un piso ya que se trata de una promesa futura de donación prohibida en el art. 635 CC. Prescripción por el transcurso de cinco años de las pensiones devengadas desde la sentencia de separación hasta la interposición de la demanda.

2011

ABR

 
 
  • Sentencia Tribunal Supremo Sala 1ª. de 01 de Abril de 2011   de Recurso: 1456/2008. Nº de Resolución: 221/2011. Ponente: ENCARNACIÓN ROCA TRIAS. Atribución del domicilio familiar de pareja no casada. INTERES CASACIONAL, Unificación de doctrina: La atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el Art. 96 CC.

La sentencia recurrida impone un uso limitado en el tiempo de la vivienda familiar. Ello porque aunque se atribuye el uso al menor y a la madre, como titular de la guarda y custodia, se mantiene "hasta el momento en que se proceda a la división y disolución de los bienes comunes de ambas partes", momento en que debe entenderse que cesa dicho uso, según la sentencia recurrida. Y aunque esta pudiera ser una solución de futuro, que no corresponde a los jueces que están sometidos al imperio de la ley (art. 117.1 CE), hay que reconocer que se opone a lo que establece el art. 96.1 CC . Esta norma no contiene ninguna limitación a la atribución del uso de la vivienda a los menores mientras sigan siéndolo, porque el interés que se protege no es la propiedad de los bienes, sino los derechos que tiene el menor en una situación de crisis de la pareja. Una interpretación correctora de esta norma implicaría la vulneración de estos derechos, que la Constitución incorporó al ordenamiento  jurídico español (arts. 14 y 39 CE ) y que después han sido desarrollados en la Ley Orgánica de protección del menor.

Esta era ya la doctrina de esta Sala en sentencias de esta Sala, (9 mayo 2007 , 22 octubre y 3 diciembre 2008 , entre otras), en las que se conserva el uso de la vivienda a pesar de la división y se impone incluso a los terceros adjudicatarios en la subasta necesaria para proceder a la división.

 
  • Sentencia Tribunal Supremo Sala 1ª. de 14 de Abril de 2011  Nº de Recurso: 2176/2008 Nº de Resolución: 236/2011. Ponente: ENCARNACIÓN ROCA TRIAS.  Atribución temporal de la vivienda familiar. Interés del menor. Tal atribución del uso a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en la ley.

    La sentencia recurrida impone un uso restringido en el tiempo, de la vivienda familiar. Ello porque aunque se atribuye el uso al menor y a la madre, como titular de la guarda y custodia, se mantiene "al objeto de que al tiempo de la deseable liquidación de la sociedad conyugal se reparta el patrimonio acumulado eliminando la carga que siempre supone el mantenimiento de la vivienda familiar", momento en que debe entenderse que cesa dicho uso, según la sentencia recurrida. Y aunque ésta pudiera llegar ser una solución en el futuro, no corresponde a los jueces interpretar de forma distinta esta norma, porque están sometidos al imperio de la ley (art. 117.1 CE). Por ello hay que reconocer que la interpretación que se efectúa en la sentencia recurrida, se opone a lo que establece el art. 96.1 CC . Efectivamente, esta norma no permite establecer ninguna limitación a la atribución del uso de la vivienda a los menores mientras sigan siéndolo, porque el interés que se protege en ella no es la propiedad de los bienes, sino los derechos que tiene el menor en una situación de crisis de la pareja, salvo pacto de los progenitores, que deberá a su vez ser controlado por el juez. Una interpretación correctora de esta norma, permitiendo la atribución por tiempo limitado de la vivienda habitual, implicaría siempre la vulneración de los derechos de los hijos menores, que la Constitución incorporó al ordenamiento jurídico español (arts. 14 y 39 CE ) y que después han sido desarrollados en la Ley Orgánica de protección del menor.

    Esta era ya la doctrina de esta Sala en sentencias de 9 mayo 2007 , 22 octubre y 3 diciembre 2008 , entre otras, en las que se mantiene el uso de la vivienda, a pesar de la división y se impone incluso a los terceros adjudicatarios.

2011

JUN

 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 14 de junio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº de Recurso: 1027/2009 Nº de Resolución: 402/2011 .  Sentencia dictada en unificación de doctrina: Alimentos. Los alimentos a un hijo menor, fijados en una sentencia que liquida una situación de hecho por el procedimiento del Art. 748, 4º LEC se deben desde el momento de la presentación de la demanda.  Debe declararse la siguiente doctrina: Debe aplicarse a la reclamación de alimentos por hijos menores de edad en situaciones de crisis del matrimonio o de la pareja no casada la regla contenida en el Art. 148.1 CC , de modo que, en caso de reclamación judicial, dichos alimentos deben prestarse por el progenitor deudor desde el momento de la interposición de la demanda.

 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 21 de junio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Número Resolución: 451/2011.Número Recurso: 1766/2008. Divorcio. Atribución de la vivienda. Reiteración de la doctrina jurisprudencial según la cual, la atribución de la vivienda familiar corresponde a los hijos y al cónyuge que con ello quede.

La sentencia recurrida impone un uso, restringido en el tiempo, de la vivienda familiar. Ello porque aunque se atribuye el uso durante tres años al menor y a la madre, como titular de la guarda y custodia, se mantiene mientras no se haya procedido a la liquidación de la sociedad de gananciales, en cuyo caso se extinguirá; además, se establece en el Fallo que se pasará a aplicar las normas del condominio si llegado el plazo de los tres años, no se ha liquidado aun la sociedad. Y aunque ésta pudiera llegar a ser una solución en el futuro, no corresponde a los jueces interpretar de forma distinta el art. 96 CC , porque están sometidos al imperio de la ley (art. 117.1 CE), que obliga a decidir en interés del menor. Por ello hay que reconocer que la interpretación que se efectúa en la sentencia recurrida, se opone a lo que establece el art. 96.1 CC .

Efectivamente, esta norma no permite establecer ninguna limitación a la atribución del uso de la vivienda a los menores mientras sigan siéndolo, porque el interés que se protege en ella no es la propiedad, sino los derechos que tiene el menor en una situación de crisis de la pareja, salvo pacto de los progenitores, que deberá a su vez ser controlado por el juez. Una interpretación correctora de esta norma, permitiendo la atribución por tiempo limitado de la vivienda habitual, implicaría la vulneración de los derechos de los hijos menores, derechos que la Constitución incorporó al ordenamiento jurídico español (arts. 14 y 39 CE ) y que después han sido desarrollados en la Ley Orgánica de protección del menor.

 

2011

JUL

 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 07 de julio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº de Recurso: 1221/2010 Nº de Resolución: 496/2011. GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA CONTENCIOSA. Debe acordarse teniendo en cuenta el interés de los menores. No es una situación excepcional ni de interpretación restrictiva. RECURSO EXTRAORDINARIO POR INFRACCIÓN PROCESAL. Falta de motivación de la sentencia. Concurre.

    Esta Sala ha venido ya recogiendo una serie de criterios relativos a la interpretación de lo que significa "el interés del menor", que deben tenerse en cuenta en los litigios sobre guarda y custodia compartida. La STS 623/2009 , que anuló la anterior de la Audiencia Provincial de Alicante, sección 6ª, decía que del examen del derecho comparado se deducía que se utilizaban "criterios tales como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus aptitudes personales; los deseos manifestados por los menores competentes; el número de hijos; el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los hijos y el respeto mutuo en sus relaciones personales; el resultado de los informes exigidos legalmente, y, en definitiva, cualquier otro que permita a los menores una vida adecuada en una convivencia que forzosamente deberá ser más compleja que la que se lleva a cabo cuando los progenitores conviven" . Estos criterios se utilizan también en las SSTS de 10 y 11 marzo 2010 . Por ello la interpretación del Art. 92, 5, 6 y 7 CC debe estar fundada en el interés de los menores que van a quedar afectados por la medida que se deba tomar, que se acordará cuando concurran alguno de los criterios antes explicitados y que la redacción de dicho artículo no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario, debería considerarse la más normal, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aun en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea.

 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 14 de julio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº Recurso: 1691/2008 Interés casacional. Liquidación del régimen de separación de bienes en Art. 1438 C.C. Se establece la siguiente doctrina: El derecho a obtener la compensación por haber contribuido a las cargas del matrimonio con trabajo doméstico en el régimen de separación de bienes requiere que habiéndose pactado este régimen, el cónyuge haya contribuido a las cargas del matrimonio solo con el trabajo realizado para la casa. Se excluye, por tanto, que sea necesario para obtener la compensación que se ha producido un incremento patrimonial del otro cónyuge.
 
  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 20 de julio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías.  Nº de Recurso: 290/2009 Nº de Resolución: 574/2011 Divorcio. Temporalidad de la pensión compensatoria.

 

  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 22 de julio de 2011. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº de Recurso: 813/2009 Nº de Resolución: 579/2011.  Guarda y custodia compartida. La excepcionalidad del art. 92.8 CC. El art. 92.8 CC requiere que en los casos de desacuerdo entre los progenitores exista interés comprobado del menor para que pueda acordarse la guarda y custodia compartida. ....las relaciones entre los cónyuges por sí solas no son relevantes ni irrelevantes para determinar la guarda y custodia compartida. Solo se convierten en relevantes cuando afecten, perjudicándolo, el interés del menor.

2011

SEP

 

  • Sentencia del Tribunal Supremo del Pleno de la Sala 1ª de 05 de Septiembre de 2011. Ponente Juan Antonio Xiol Ríos . Nº de Recurso: 1755/2008  Sentencia Nº: 624/2011.

    CUARTO. - Atribución del uso de la vivienda al cónyuge más necesitado de protección cuando no existen hijos menores, sino mayores de edad. El artículo 39.3 CE impone a los padres el deber de prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda. En relación directa con dicho precepto, y como concreción del principio favor filii [a favor del hijo] o favor minoris [a favor del menor], el párrafo 1º del artículo 96 CC atribuye el uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad, y, de manera refleja o derivada, al cónyuge en cuya compañía queden. La controversia que se suscita versa sobre si esta forma de protección se extiende al mayor de edad, de forma que la circunstancia de alcanzar la mayoría no le prive (ni a él, ni indirectamente, tampoco al progenitor que lo tenga a su cuidado) del derecho a seguir usando la vivienda familiar. Como primer argumento a favor del criterio contrario a extender la protección del menor que depara el artículo 96.1º CC más allá de la fecha en que alcance la mayoría de edad se encuentra la propia diferencia de tratamiento legal que reciben unos y otros hijos. Así, mientras la protección y asistencia debida a los hijos menores es incondicional y deriva directamente del mandato constitucional, no ocurre igual en el caso de los mayores, a salvo de una Ley que así lo establezca. Este distinto tratamiento legal ha llevado a un sector de la doctrina menor a declarar extinguido el derecho de uso de la vivienda, adjudicado al hijo menor en atención a esa minoría de edad, una vez alcanzada la mayoría, entendiendo que el artículo 96 CC no depara la misma protección a los mayores.  Como segundo argumento contrario a extender la protección del menor que depara el artículo 96.1º CC más allá de la fecha en que alcance la mayoría debe añadirse que tampoco cabe vincular el derecho de uso de la vivienda familiar con la prestación alimenticia prevista en el artículo 93.2 CC , respecto de los hijos mayores que convivan en el domicilio familiar y carezcan de ingresos propios. A diferencia de lo que ocurre con los hijos menores, la prestación alimenticia a favor de los mayores contemplada en el citado precepto, la cual comprende el derecho de habitación, ha de fijarse (por expresa remisión legal) conforme a lo dispuesto en los artículos 142 y siguientes del CC que regulan los alimentos entre parientes, y admite su satisfacción de dos maneras distintas, bien incluyendo a la hora de cuantificarla la cantidad indispensable para habitación o bien, recibiendo y manteniendo en su propia casa al que tiene derecho a ellos. Que la prestación alimenticia y de habitación a favor del hijo mayor aparezca desvinculada del derecho a usar la vivienda familiar mientras sea menor de edad, se traduce en que, una vez alcanzada la mayoría de edad, la subsistencia de la necesidad de habitación del hijo no resulte factor determinante para adjudicarle el uso de aquella, puesto que dicha necesidad del mayor de edad habrá de ser satisfecha a la luz de los artículos 142 y siguientes del CC , en el entendimiento de que la decisión del hijo mayor sobre con cual de los padres quiere convivir, no puede considerarse como si el hijo mayor de edad ostentase algún derecho de uso sobre la vivienda familiar, de manera que dicha elección conllevara la exclusión del otro progenitor del derecho a la utilización de la vivienda que le pudiera corresponder. En definitiva, ningún alimentista mayor de edad, cuyo derecho se regule conforme a lo dispuesto en los artículos 142 y siguientes del Código Civil , tiene derecho a obtener parte de los alimentos que precise mediante la atribución del uso de la vivienda familiar con exclusión del progenitor con el que no haya elegido convivir. En dicha tesitura, la atribución del uso de la vivienda familiar ha de hacerse al margen de lo dicho sobre los alimentos que reciba el hijo o los hijos mayores, y por tanto, única y exclusivamente a tenor, no del párrafo 1º sino del párrafo 3º del artículo 96 CC , según el cual «No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponde al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección».

    B) La aplicación de esta doctrina determina la estimación de esta parte del motivo o submotivo, pues la decisión de los hijos mayores de convivir con el padre no debió considerarse factor determinante a la hora de privar a la esposa de su derecho a usar el domicilio familiar, una vez acreditado y no discutido que las circunstancias en ella concurrentes lo hacían aconsejable por ser su interés el más necesitado de protección....

    Al tratarse de un recurso por interés casacional, procede al mismo tiempo, de conformidad con el artículo 487.3 LEC , fijar como doctrina jurisprudencial que la atribución del uso de la vivienda familiar en el caso de existir hijos mayores de edad, ha de hacerse a tenor del párrafo 3º del artículo 96 CC , que permite adjudicarlo por el tiempo que prudencialmente se fije a favor del cónyuge, cuando las circunstancias lo hicieren aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

2012

MAR

 

  • Sentencia del Tribunal Supremo Sala 1ª de 30 de marzo de 2012. Ponente Encarnación Roca Trías. Nº de Recurso:  1322/2010  Sentencia Nº: 183/2012. Aplica la jurisprudencia de la Sentencia del pleno de 05 de septiembre de 2011. Divorcio. Atribución del uso de la vivienda familiar a las hijas mayores de edad y a su madre: no procede.

 

Aviso Legal    

Página Inicio